La Isla Livingstone

Aventúrese al límite

Camine en los pasos de un gran explorador

Descubra la isla desde la que el Dr. David Livingstone presenció las cataratas Victoria por primera vez – la isla Livingstone, ubicada en camino al estruendo y neblina del acantilado en el que el río Zambeze cae en picado.

En noviembre 16 de 1855, remeros Makololo llevaron a este gran explorador a la “isla de la cabra” (hoy la isla Livingstone) en el filo del abismo. Tras unos cuantos pasos por el bosque tropical, Livingstone se encontró con una de las vistas más espectaculares del mundo - ‘Mosi-Oa-Tunya’ (el humo que truena), la cual bautizo en honor a su reina como las cataratas Victoria. Es aquí donde encontrará la más alucinante piscina natural del mundo - Devil's Pool .

Hoy los visitantes son transportados en un poderoso bote de doble motor en el que un habilidoso capitán recorre la llegada de Livingstone a la isla para brindarle la mejor vista de las cataratas que existe.

Todas las visitas a la isla son durante la temporada de “corriente baja”, que usualmente comienza a mediados de julio y continua hasta finales de enero. Las visitas durante la temporada de corriente alta no son posibles pues la isla es constantemente rociada por las cataratas. El punto de inicio es el muelle adyacente a la cubierta del hotel Royal Livingstone, desde donde un bote de aluminio propulsado por un motor dual trasladará a los huéspedes a la isla en menos de 10 minutos. El hotel Royal Livingstone es también el punto de regreso. El recorrido incluye un corto tour guiado de la isla, una visita al divisadero para admirar las cataratas y, dependiendo de la duración del paseo, un tentempié ligero.